Este método para limpiar los azulejos del baño es 100 veces más potente que el cloro y el sacagrasa

limpieza 3644 Visitas

 

Has estado trabajando todo el día y éstas extremadamente cansada, sudada, y sucia. ¡Necesitas una ducha! ¿Pero qué se supone que debes hacer si tu ducha está más sucia que tú? Limpiarla, por supuesto.

 

[spoiler title=”Ver Nota Completa”]

Si bien se consiguen en los supermercados productos altamente eficaces los cuales permiten organizar tu baño, los mismos pueden costar altas sumas de dinero o contienen un sin fin de componentes químicos que traerá secuelas perjudiciales a la salud.

No solo quedará impecable, sino que además obtendrás un mejor estilo de vida, así como la certeza que tendrás un producto de limpieza totalmente innovador y genuino, por ello, te presentamos este tutorial para que lo prepares sin moverte de tu casa y mira que fácil se puede usar.

La tarea de limpiar el cuarto de baño será una cosa fácil y simple, luego de que preparares y uses esta mezcla poderosa con elementos que tienes a la mano, o que puedes conseguir en un supermercado.

Necesitas:

  • Bicarbonato de sodio media taza
  • Vinagre blanco media taza
  • Zumo de limón media taza
  • Cinco litros de agua

Preparación

  1. Mezcla bien el agua con el bicarbonato de sodio y vas añadiendo el jugo de limón
  2. Agita de manera suave y posteriormente poco a poco vas añadiendo el vinagre blanco
  3. Verificaras la formación de espuma pero esta ocurre como consecuencia de la reacción química durante el proceso de fusión.
  4. Solo debes esperar a que asiente bien hasta que baje la espuma y vierta la mezcla realizada en un frasco con dispensador de spray para mayor comodidad

Cuando esté preparado, con el spray rociarás esta mezcla de manera cuidadosa en la cerámica percudida y manchadas, permitiendo actuar el producto por un lapso de aproximadamente treinta minutos, luego con la ayuda de una esponja, toalla de baño áspera o sencillamente un cepillo refriega hasta lograr sacar la suciedad que tanto incomoda y genera gérmenes, enjuague con abundante agua y disfruta de un baño reluciente e higiénico.

Cada vez que terminamos de bañarnos, es muy importante que abramos alguna ventana para ventilar y evitar que la humedad se apodere de nuestro baño. Lo mejor es secarlos después de cada ducha para que no se acumule moho. Si no sabes cómo limpiar los azulejos de la ducha.

[/spoiler]

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

SHARES
Comparte en FacebookShareTweet en TwitterTweet

Comentarios