Este remedio casero combate las peores enfermedades: Bicarbonato de Sodio y Miel

salud 1897 Visitas

Seguramente muchos ya habrán oído hablar de las poderosas virtudes terapéuticas del bicarbonato de sodio, entre las cuales está su poderosa efectividad para combatir el desarrollo de las células cancerosas. El siguiente artículo trata específicamente del uso del bicarbonato como terapia prioritaria, natural y de bajo costo contra el desarrollo de dichos tumores y su ramificación.

La idea de mezclar bicarbonato de sodio con sirope de maple o miel parace extraña debido a que las células cancerígenas se alimentan de azúcar. Sin embargo, el azúcar actúa diferente con este remedio casero.

Las células cancerígenas no podrán usar el azúcar para seguir creciendo debido a que el bicarbonato de sodio las neutralizará. Gracias a la acción del sirope de maple o la miel, el bicarbonato de sodio será capaz de penetrar y destruir las células cancerígenas.

Leer también...  Este truco natural expulsa hasta la última piedra del riñón con solo tomar media taza de esta bebida

bicarbonato-y-miel-contra-el-cancer

Obviamente necesitarás dos ingredientes: el bicarbonato de sodio y escoger una opción entre miel o el sirope de maple. Luego debes mezclar una parte del bicarbonato con tres partes del otro ingrediente, hasta obtener una preparación homogénea. Cocina la mezcla a fuego por unos diez minutos y luego estará listo para su uso.

Si te gusta el contenido e información de adelgazar y salud únete a este grupo "Adelgaza y Vive Saludablemente" puedes buscarlo así y unirte para mas contenido y dinámicas.

 

Debes consumir tres cucharadas al día, durante un mes. Mientras realices el tratamiento es recomendable eliminar de nuestra dieta cualquier tipo de carne, otras fuentes de azúcar y harinas blancas.

El bicarbonato de sodio merece especial atención ya que tiene cientos de usos entre los que podríamos destacar la limpieza de los electrodomésticos que utilizamos en la cocina, controlar insectos como hormigas o cucarachas, eliminar el percudido de las prendas de colores claros o neutralizar malos olores (corporales o en el hogar). También se utiliza para limpiar manchas de sarro en los dientes, combatir el mal aliento, exfoliar la piel (manos, pies, rostro, etc), eliminar barros y espinillos, lavar el cabello en seco, evitar la caspa, suavizar las cutículas y quitar manchas de las axilas.

Leer también...  Este truco en la ducha te cargará de energía para tu jornada diaria

 

Pero en lo que nos interesa que es la salud, tenemos estas otras bondades: favorecer la digestión, eliminar los gases provocados por ciertos alimentos, sanar la piel ajada por granos de varicela, aliviar dolores articulares en cualquier parte del cuerpo, contener hemorragias nasales.

SHARES
Comparte en FacebookShareTweet en TwitterTweet
Loading...

Comentarios