Extraordinarias recetas de licuados de avena nutritivas y curativas que no conocías

salud 712 Visitas

La avena es una planta herbácea de la familia gramínea que probablemente llegó al Mediterráneo proveniente del cercano oriente. En la actualidad, se cultivan diferentes tipos de avena siendo, tal vez, la más popular la avena sativa.

Propiedades curativas de la avena

La avena es uno de los cereales más ricos en proteínas, grasas insaturadas y vitaminas del grupo B. Además tiene minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el calcio y el hierro.

Propiedades nutritivas de la avena

En un principio se empleaba para tratar los problemas estomacales y las enfermedades digestivas.

Actualmente, se ha podido demostrar que también posee propiedades antiespasmódicas, antiinflamatorias, diuréticas y energéticas y que se ha utilizado como remedio popular para tratar tumores.

Se considera un excelente laxante, ya que contiene mucha fibra la cual es efectiva para el trastorno intestinal y contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre.

Si te gusta el contenido e información de adelgazar y salud únete a este grupo "Adelgaza y Vive Saludablemente" puedes buscarlo así y unirte para mas contenido y dinámicas.

Como uso externo, durante siglos, las personas se han dado baños de avena para aliviar el prurito, los eccemas y otros problemas de la piel. Ahora son muy conocidas las cremas, jabones y lociones que incluyen avena en su composición por sus grandes beneficios para la piel y nuestro organismo.

licuados-de-avena

Licuado de banana, avena y chía para lograr el vientre plano

Rinde para 1 porción

Ingredientes

  • 1 banana madura
  • ¼ de taza de avena cruda
  • ½ taza de leche de almendras
  • 1 ½ cucharada de semillas de chía
  • 5 gotas de extracto de vainilla
  • 1 pizca de canela en polvo
  • 1 taza de hielo

Preparación:

  • Pon todos los ingredientes en el vaso de una licuadora.
  • Licúa hasta que el licuado tenga una consistencia cremosa.
  • Sirve de inmediato.

 

Licuado de avena, miel y amaranto

Ingredientes para Licuado de avena, miel y amaranto

  • 1 Litro de Leche de Almendras
  • 150 Gramos de Avena en hojuelas
  • 2 Cuchara sopera de Mantequilla de mani
  • 40 Mililitros de Miel
  • 60 Gramos de Semillas de amaranto

Pasos para preparar Licuado de avena, miel y amaranto

  • El primer paso para realizar nuestra receta del jugo nutritivo y natural es pre alistar los ingredientes.
  • Lleva una sartén a fuego medio y tuesta las semillas de amaranto hasta que tomen un color café oscuro, una vez estén tostadas, resérvalas para usarlas más adelante en la receta. Debemos tener en cuenta que las semillas de amaranto contienen varias propiedades de origen vegetal como calcio el cual ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • Lleva aun bol las hojuelas de avena y la leche de almendras, procesa estos dos ingredientes hasta que se integren bien.
  • Para dar un toque adicional a nuestro batido agrega la mantequilla de maní. Si no tienes mantequilla de maní puedes adicionarle mantequilla de almendras, esto dará un toque especial.
  • Por último adiciona las semillas de amaranto y la miel, que servirá para endulzar nuestro batido.
Leer también...  Esto es lo que le sucede a tu cuerpo si soplas aire en tu pulgar. Si funciona COMPROBADO!

Sirve el licuado de amaranto y miel con bastante hielo para refrescar. Este jugo saludable es ideal para tomarlo en las mañanas o si deseas a la hora de merendar, podemos incluir a nuestros niños en esta receta ya que es delicioso. Si deseas más recetas de batidos o licuados,

 

Remedio con avena y manzana verde

Todos los beneficios del remedio con avena y manzana verde

 

Regulador metabólico

La avena es un superalimento, uno de los mayores tributos a nuestra salud que deberíamos tomar cada día. Si la combinamos con la manzana verde, potenciamos aún más sus beneficios. ¿Sabes cuál es su propiedad más conocida? Actuar como un excelente regulador metabólico.

La combinación de la fibra de la avena con la pectina presente en la manzana verde, hará que nuestro metabolismo se ponga en marcha para ayudarnos a depurar y quemar grasas.

Dada esta propiedad metabólica, los nutricionistas nos recomiendan tomar el licuado de avena y manzana verde por las mañanas. Gracias a él, quedaremos saciadas, obtendremos una dosis ideal de fibra y lograremos acelerar el metabolismo.

Ideal para combatir el colesterol

No lo dudes, si tu médico te ha informado de que tienes el colesterol malo o LDL en unas dosis demasiado elevadas, incluye el remedio de avena y manzana verde en tu dieta. Como ya sabes, el cuidar de nuestra alimentación puede, en muchos casos, ayudarnos a regular el colesterol sin tener que recurrir a la medicación, así que vale la pena tener en cuenta los siguientes datos:

La avena tiene como principal propiedad el absorber con su fibra nuestras toxinas y el exceso de colesterol malo presente en la sangre.

En el caso de la manzana verde, ocurre lo mismo. Gracias a sus polifenoles y su pectina logramos, por ejemplo, eliminar el colesterol LDL, equilibrando además el colesterol bueno o HDL en sangre. Algo vital para evitar numerosos problemas cardíacos.

Este remedio nos ayudará también a regular nuestra hipertensión, gracias a su bajo nivel de sodio, y su adecuado nivel en potasio.

Perfecto remedio para adelgazar

En nuestro espacio te hemos hablado en numerosas ocasiones de los beneficios de la avena para perder peso. Hoy queremos recomendarte además otro modo de potenciar aún más sus propiedades: combinarla con manzana verde. Toma nota de cómo puede ayudarte este sencillo y sabroso licuado:

Controla el nivel de azúcar en nuestro organismo. Es un licuado ideal para diabéticos y que nos ayudará además a poner en funcionamiento nuestro metabolismo, tal y como te hemos señalado anteriormente.

Es un licuado saciante, de ahí que sea perfecto para tomarlo en tus desayunos. Evitarás picar entre horas y llegarás en perfectas condiciones hasta la hora del almuerzo.

Leer también...  Este Té Natural de Cascara de Mandarina te hará dormir en tan solo 10 minutos, INCREÍBLE!

Este remedio a base de avena y manzana verde nos va a ayudar a producir una enzima llamada lecitina en nuestro hígado. Este elemento lo que hace es permitirnos depurar el organismo, eliminar grasas y, a la vez, limpiar de nuestras arterias posibles depósitos de grasa. ¡Es fantástico!

Otro de sus beneficios es mejorar nuestras digestiones. Gracias a sus carbohidratos de absorción lenta, conseguiremos no solo estar más saciadas, sino que, además, facilitaremos la producción de ácidos gástricos, mejoramos la absorción de los alimentos y combatiremos el estreñimiento. Día a día, nuestro organismo se va regulando, evitamos retenciones de líquidos y depuramos las grasas más efectivamente.

Remedio vitamínico

El licuado de avena y manzana es ese “cóctel vitamínico” ideal para empezar la mañana. No solo es perfecto para ti, sino que también es adecuado para cualquier miembro de la familia, niños y ancianos incluidos. ¿Quieres saber todo lo que nos aporta?

Obtendrás un nivel muy elevado de vitaminas del grupo B como, por ejemplo, la niacina, la tiamina y la riboflavina. Son adecuados para reconstruir tejidos como nuestros músculos, para trasformar el azúcar en energía, poner en marcha el metabolismo y para ayudarnos a sintetizar las proteínas.

También debes tener en cuenta los numerosos aminoácidos esenciales que este licuado puede aportarnos, además de los múltiples minerales como, por ejemplo, el magnesio, el hierro, el fósforo, el sodio y el calcio. Elementos vitales para la salud de nuestro cuerpo.

¿Qué necesito?

  • 200 ml de agua.
  • 3 cucharadas de avena (60 gramos).
  • Una manzana verde.
  • Unas gotitas de jugo de limón.
  • Un poquito de canela en polvo.
  • 2 cubitos de hielo.

¿Cómo lo preparo y cuándo debo tomarlo?

Tomaremos este licuado en nuestros desayunos. El sabor es delicioso y sus beneficios son tan notables que no te cansarás de tomarlo en estas primeras horas del día.

Empezaremos dejando la noche anterior esas tres cucharadas de avena en remojo con algo menos de un vaso de agua. De este modo, la tendremos ya lista para nuestro desayuno. Para ello, empezaremos limpiando bien esa manzana verde y cortándola en 4 trozos. Es conveniente que la consumas con piel, puesto que es en la propia cáscara donde están muchos de sus beneficios.

A la hora de hacer el licuado, añade la manzana, la avena que hemos dejado en remojo y ese vaso de agua. Añade también unas gotitas de jugo de limón y un poco de canela en polvo. Obtén un licuado bien homogéneo y, a la hora de servirlo, incluye dos cubitos de hielo. ¡Te encantará!

SHARES
Comparte en FacebookShareTweet en TwitterTweet

Comentarios