¡Un mes antes de padecer una embolia cerebral tu cuerpo te avisa… esto jamás me lo hubiera imaginado!!!

curiosidades 260 Visitas

Muchas de las personas nunca le hacemos caso algunos síntomas y señales que nos envía nuestro cuerpo, nuestra salud cerebral depende de hábitos tan simples como un buen descanso, una correcta hidratación o el contar con una oxigenación adecuada.

[spoiler title=”Ver Nota Completa”]

Una embolia cerebral puede sucederle a cualquier persona no importa la edad, pero las personas mayores de 50 años son más vulnerables a sufrirla.

 

Una embolia es un trastorno circulatorio en el cerebro, que impide que las células del arela perjudicada reciban el oxígeno suficiente, provocando muerte celular. Esto puede dejar efectos secundarios como la parálisis y inconvenientes del habla.

Algunos síntomas y señales que nos da el cuerpo antes de una embolia cerebral

  • Hipo.
  • Dolor en el pecho.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Vahídos o bien debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Complejidad para respirar.
  • Alucinaciones.
  • Náuseas.
  • Ataques epilépticos.
  • Cambios de personalidad.
  • Dolor articular.

Causas de las embolias cerebrales

  • Edad avanzada.
  • Herencia familiar.
  • Hipertensión.
  • Diabetes.
  • Tabaco.
  • Menopausia.
  • Droga.

Las mujeres que suelen tomar anticonceptivos a base de hormonas, y que están en el último trimestre del embarazo o bien que terminan de dar a luz tienen un peligro mayor de sufrir una embolia.

Si experimentas síntomas de embolia o bien los percibes en otra persona, tienes que llamar de inmediato a los servicios de urgencias o bien ir a un centro de salud. Cada minuto cuenta, así que es mejor que se trate de una falsa alarma que reaccionar demasiado tarde. De igual forma, ante cualquier duda por favor es importante que te dirijas al médico. La buena noticia es que los accidentes cerebrovasculares se pueden tratar y lo más importante, prevenir.

Remedio casero que te puede ayudar a evitar una embolia cerebral.

Remedio para el infarto cerebral:

Realizar una frotación con una esponja húmeda con agua fría todas las mañanas y en la noche tomar un baño caliente (38 °C) de medio cuerpo. Este remedio ayuda a activar la circulación de la sangre en todo el cuerpo incluyendo el cerebro.

Remedio para el infarto cerebral:

Lavar y rallar una cáscara de limón o naranja cultivada de forma biológica (sin químicos) y colocar en 1 taza de agua. Hervir durante 5 minutos. Retirar del fuego y dejar refrescar. Tomar una taza al día de esta infusión. Este remedio mejora el estado de los capilares (los vasos sanguíneos más pequeños).

 

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

[/spoiler]

SHARES
Comparte en FacebookShareTweet en TwitterTweet

Comentarios