Estos son los terribles efectos secundarios de no dormir bien… ¡Cuidado!

curiosidades 179 Visitas

Dormir es algo que le hace bien al cuerpo, si bien los estudios aún no se ponen de acuerdo al tiempo que uno debería de dormir, lo recomendable es que sea de 6 a 8 horas al día, esto para poder recuperar las energías necesarias.

[spoiler title=”Ver Nota Completa”]

Lamentablemente no todas las personas suelen dormir bien, ya sea por distintas causas.

El problema es que no arreglar este problema puede causar graves efectos secundarios de salud. Así que presta mucha atención a la información que te vamos a compartir para que soluciones el problema cuanto antes.

Efectos secundarios de no dormir bien

No dormir bien nos priva de un descanso adecuado, lo que conlleva graves consecuencias para nuestro estado físico y anímico.

1. Falta de concentración.

El cansancio nos impide centrarnos en nuestros quehaceres diarios. Y es que durante la fase REM nuestro cerebro ordena y selecciona la información adquirida durante el día; sin ese proceso, nos cuesta enormemente adquirir nuevos conocimientos. Esto también afecta negativamente a la memoria. Asimismo, todo ello incrementa el riesgo de sufrir accidentes.

2. Debilitamiento del sistema inmunológico.

Si nuestro cuerpo no descansa correctamente, el sistema inmunológico se debilita. Con ello aumentamos el riesgo de sufrir resfriados, gripes e infecciones respiratorias.

3. Riesgo de sobrepeso y ansiedad por la comida.

Al no dormir lo suficiente, los niveles de las hormonas grelina y leptina, encargadas de regular el apetito, sufren cambios considerables. Esto aumenta nuestro apetito, por lo que lo más seguro es que consumamos más calorías durante el día. Además, las células de nuestro cuerpo serán menos tolerantes con la glucosa, lo que favorece la aparición de diabetes.

4. Trastornos psicológicos.

La privación de sueño hace que nos sintamos mal emocionalmente, dando lugar a síntomas como irritabilidad, ansiedad, mal humor, fatiga, depresión y melancolía. Nuestras reacciones ante las situaciones del día a día se vuelven desproporcionadas.

5. Enfermedades cardíacas.

Los expertos asocian la falta de sueño con el aumento de la hipertensión y la obstrucción de las arterias. Dormir poco hace que nuestra frecuencia cardíaca aumente, con lo que el corazón se resiente por el exceso de trabajo.

6. Envejecimiento prematuro.

La piel se ve altamente afectada por la privación de sueño. Es frecuente la aparición de ojeras, arrugas y manchas, ya que los tejidos no pueden regenerarse adecuadamente durante la noche y el proceso de hidratación es insuficiente.

7. Mayor riesgo de sufrir cáncer.

Las interrupciones continuadas durante la noche alteran el proceso químico de los macrófagos, células encargadas de combatir las células tumorales. Estimulan su crecimiento, de manera que aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, como la aparición de pólipos colorrectales y el cáncer de mama.

 

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

[/spoiler]

SHARES
Comparte en FacebookShareTweet en TwitterTweet

Comentarios