El nombre de ruda y se lo gano porque sus propiedades curativas son tan rudas para sanar…

El día de hoy hablaremos de la ruda, una hierba que es muy conocida por algunas personas, pero que por otras pasa completamente desapercibida.

Esta planta perenne pertenece al grupo de plantas aromáticas, con hojas de color verde amarillentas y flores pequeñas. La misma es una plata de zonas secas y se adapta muy bien al clima del mediterráneo.

[spoiler title=”Ver Nota Completa”]

La ruda está presente en muchos hogares y huertos, pues su fuerte aroma aleja los insectos de los alrededores.

Propiedades curativas de la ruda

En la actualidad se conocen 2 tipos de rudas. La primera se considera macho y tiene las hojas grandes. Por otro lado, la que posee hojas pequeñas se considera como hembra. La ruda macho debe plantarse en el costado izquierdo del jardín, mientras que la ruda hembra debe sembrarse en el lado derecho.

La ruda es una planta que no le resulta para nada agradable a los gatos. Por eso, no la plantes cerca de donde haya gatos, a menos que quieras evitar que hagan sus necesidades en los alrededores. Cuando la planta comience a marchitarse, no trates de salvarla. Esto es una clara señal que está absorbiendo la negatividad y aportando bienestar.

Propiedades medicinales:

Tonifica las estrías

También protege los vasos capilares, refuerza sus paredes, trata las varices, edemas y problemas circulatorios. Por si fuera poco, evita las hemorragias internas.

Mejora la digestión

Asimismo, evita la pesadez y el ardor estomacal. Reduce los gases y la indigestión, estimula la función biliar y es aconsejable consumirla después de comer, cuando la ingesta ha sido copiosa.

Posee propiedades antiespasmódicas

Por tal razón, la podemos utilizar para combatir cólicos, diarreas y espasmos estomacales.

Favorece la menstruación

Aumentando la circulación en el útero. Por tal razón no se recomienda en el embarazo, ya que puede provocar el aborto.

Ayuda a reducir el estrés

La ansiedad, nerviosismo e insomnio por sus propiedades sedantes.

Alivia el dolor

Cuando hay distención o golpes, y reduce la inflamación en enfermedades reumáticas o la artritis.

Promueve la pérdida de peso

Evita la retención de líquidos, estimula la liberación de ácidos grasos y tejido adiposo.

Advertencia: consumir ruda en exceso puede resultar tóxico

Lo mismo podemos decir si ingerimos su aceite caliente. Para preparar un té de ruda debemos utilizar como máximo 12 hojas por cada litro de agua. Ahora debemos hervirla y dejar reposar por 10 minutos. Finalmente colaremos la sustancia y tomaremos 2 tazas durante el día.

 

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

[/spoiler]