¿Tienes trasero plano? Con estos sencillos trucos, tu DERRIER lucirá como el de JLO

No todas las mujeres tienen unas “posaderas” muy pronunciadas como Kim Kardashian o JLO. ¿Te gustaría que tus curvitas fueran más pronunciadas y que fueran tan siquiera la mitad de las que tienen Kim o JLO?

Pues pierde cuidado, este problema ya no te agobiara, pues hoy te traemos 7 sencillo trucos que lograrán que tus pequeñas posaderas, luzcan enormes en cuestión de segundos.

1.- Faldas estilo “lápiz.”

Las celebridades usan mucho este tipo de faldas para resaltar su figura, estas faldas aprietan la cadera y los muslos, haciendo que tu trasero se vea más grande de lo que es. Puedes usarlas largas o cortas, pero asegúrate que tengan esta forma.

 

2.- Usa pantalones ajustados “de tubito.”

Serán tus mejores amigos, procura que sean de mezclilla elástica y que se ajusten perfectamente a tu piel, pero en lo que más te debes de fijar es que al final del pantalón no quede recto o casi acampanado, trata de que tus jeans sean ajustables y que se estrechen en tus tobillos, esto hará que tu trasero resalte más y si le agregas unos tacones mejor.

 

3.- Corsé.

Los corsé disminuyen tu cintura y por consiguiente tus caderas y glúteos se acentuarán. No son muy cómodos, pero si eres de las que intenta todo, entonces podrías probarlo.

 

4.- TODO a la cintura.

a moda de la ropa a la cintura regresó y fue para bien, ya que al momento de usar prendas a esta altura de tu cuerpo estás instantáneamente marcando tu bella figura, así que por ende, como en el punto anterior, se te verá un buen “cabús.”

 

5.- Ropa con relleno.

Si la desesperación te invade y quieres un trasero voluminoso en este momento, entonces la ropa con relleno es tu mejor opción, así que si vas con prisa y no quieres pensar mucho, entonces el relleno será tu salvación, sólo recuerda que el producto que elijas debe ser de buena calidad, ya que no querrás ir por la vida con un “objeto no identificado” por ahí ¿verdad?

 

6.- Camina con gracia.

No, no te pedimos que te pasees exagerada moviendo tus caderas de un lado a otro como si te fueras a quebrar (es peligroso) más bien aplica la de “pecho salido y pompi también”, sin olvidar que tienes que ir erguida y con la mirada en alto, cambiarás tu porte y presencia inmediatamente.

 

7.- Ejercítalas.

Recuerda que si quieres un mejor resultado (aunque a largo plazo) siempre es buena idea ejercitar tu retaguardia. Para poder aumentarlos y reafirmarlos es necesario ejercitarlos. Si de verdad quieres tener un cambio permanente, debes trabajarlos con ejercicios como sentadillas o levantamientos de pierna mientras estás acostada boca arriba o abajo

 

No olvides que a pesar de que es divertido jugar con ropa y trucos como estos, es importante que te quieras como eres y que no importa el tamaño de tus posaderas, sino quién eres y cómo enfrentas al mundo

Si te gusto este artículo, compártelo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tu opinión en comentarios.