¡Tu lavadora se come tus calcetines! Estudio revela dicha afirmación

curiosidades 17 Visitas

Estos seguro que todos nos hemos preguntado porque se nos pierden los calcetines y no logramos encontrar su pareja. Estas es una interrogante que hasta hace algún tiempo no habríamos logrado responder. Sin embargo, un estudio ha revelado que perdemos en promedio un calcetín al mes y cerca de 1.264 en toda una vida (a nosotros tampoco nos salen las cuentas), pero ¿qué pasa con ellos?

A pesar que dicha investigación asegura que nada tiene que ver con las lavadoras se los traguen y ponen el foco en una fórmula que ayuda a saber cuál es la predisposición para que una persona los pierda, una usuaria de Twitter desvela la cruda realidad: tu electrodoméstico sí que los engulle.

Cathy Hinz colgó hace más de un año un post a su blog donde demostraba lo que pasa en realidad. Ella y su marido se dedican a gestionar el alquiler de varias propiedades, en concreto ahora llevan un conjunto de casas prefabricadas. “La mayoría de de estos complejos tienen salas de lavandería como la nuestra. Teníamos un par de aparatos rotos así que se decidió desmantelarlas para arreglarlas, empezando por el panel inferior”, asegura.

¿A qué se debe esto?

Según el Instituto de Ciencia de Whirlpool, tanto en las lavadoras de carga superior como en las de carga frontal, los calcetines pueden desaparecer. Lo hacen porque quedan atrapados en zonas que no están a la vista del usuario. En el caso de las que lavan de manera frontal pueden quedarse bajo el caucho; en las de carga superior, se puede colar a través del pequeño espacio que queda entre los tambores interiores y exteriores.

Había cosas más sorprendentes

“Para su sorpresa, no solo encontró una treintena de parejas de calcetines, también ropa interior, una tarjeta de crédito, muchas monedas y unos siete dólares en billetes, unos 8 euros al cambio. Ahora, para aquellos de vosotros que juran que su máquina se come todas las cosas pequeñas que entran y los ‘profesionales’ les han asegurado que solo es una fábula que no es cierta… ¡Aquí está la prueba!”, explica.

“¡No sé qué decir! Hace 25 años que hago este trabajo y durante ese tiempo hemos trabajado con lavadoras y secadoras, ¡Pero nunca habíamos visto esto! Así que la próxima vez que te falten calcetines, ¡solo recuerda! ¡Esa lavadora podría estar hambrienta!”, concluye en su post.

Si te gusto este artículo, compártelo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tu opinión en comentarios.

SHARES
Comparte en FacebookShareTweet en TwitterTweet

Comentarios